Los síntomas físicos sin explicación médica. SFSEM.

Los síntomas físicos sin explicación médica, SFSEM, se definen como las quejas acerca de síntomas físicos, sobre los que carecemos de suficiente evidencia fisiopatológica  objetiva  para explicar el malestar que producen. La diversidad de condiciones que caen bajo esta clasificación sigue siendo motivo de controversia y paradoja. Los SFSEM implican la presencia de síntomas que no se ajustan a los procesos de enfermedad conocidos. Los SFSEM definen una situación más que un trastorno. Es muy importante aceptar que lo “inexplicable” no implica necesariamente un origen puramente psicológico. La historia de la psiquiatría está repleta de ejemplos de trastornos que antes se consideraban “funcionales”, para los que se ha demostrado posteriormente un sustrato  “orgánico”.

Algunas preguntas:

  • ¿Es normal que los pacientes acudan a consulta en búsqueda, cuanto menos, de una  tranquilidad transitoria sobre dichos síntomas físicos?
  • ¿Cuál es el umbral para distinguir entre SFSEM y las simples “preocupaciones sobre el bienestar”?
  • ¿Las consultas deben debe depender de la gravedad, la cronicidad o del deterioro funcional que producen dichos síntomas?
  • ¿El cociente entre el grado de conciencia y el control volitivo, puede resultar un factor de confianza para distinguir los trastornos con SFSEM ?


El coste económico, directo e indirecto, atribuible a los SFSEM es asombroso. Los pacientes con SFSEM han aumentado las tasas de utilización de la atención sanitaria, incluyendo visitas frecuentes, demanda de pruebas, cirugías innecesarias y numerosas hospitalizaciones. Los SFSEM son comunes entre los pacientes con trastornos de ansiedad y comprometen un componente importante de los criterios de diagnóstico, a través de la activación del sistema nervioso autónomo, reclamando la atención clínica, bajo la presentación de palpitaciones, dolor torácico, mareos, malestar abdominal y otros síntomas.

Las primeras hipótesis psicodinámicas se basaron en estudios sobre la histeria. Un concepto nuclear de esta línea de razonamiento es la idea de la conversión como un reflejo de los mecanismos de defensa, que, simbólicamente, transforman traumas y conflictos emocionales inconscientes en síntomas físicos.

Un trabajo más reciente en neuropsicología cognitiva mental, amplía y define los mecanismos psicodinámicos subyacentes en los SFSEM. Las nuevas ideas se refieren al desarrollo del procesamiento emocional, de la expresión no verbal, subsimbólica, en la infancia. Su abordaje estaría dirigido hacia una mayor/mejor capacidad y habilidad verbal y adaptativa, que permita la traducción de los estados emocionales en sentimientos identificables a un nivel abstracto, lógico y basado en la realidad.

Los SFSEM son el resultado de la activación o la regresión a síntomas subsimbólicos somáticos, disociados de representación verbal y simbólica de los sentimientos y los objetos. Por lo tanto, los pacientes presentan solo signos somáticos, separados del significado psicológico – en otras palabras, presentan alexitimia.

Los SFSEM asociados a trastornos somatomorfos siguen siendo un problema enorme en términos de prevalencia, sufrimiento personal y discapacidad, y, coste económico – social.

En la cultura de la era moderna, caracterizada por la creciente presión social, política y económica, para etiquetar síndromes, con o sin apoyo científico, para promover soluciones rápidas y rentables, y para controlar los costos, todo a la vez; cobra una especial relevancia la necesidad de una mejor comprensión de los SFSEM.

Categorías

About the Author:

Deja un comentario


+ 8 = 17