Hipnosis naturalista para el Tratamiento de Trastornos Conversivos. I

El paciente con associated parece haber perdido la habilidad y capacidades para regular el afecto, impulsar el control y la experiencia, y la habilidad para controlar sus propias acciones y decisiones. (Voon et al., 2010)

Los síntomas conversivos no implican una inhibición activa y completa de los circuitos motores. Se asocian a una activación selectiva de ciertas regiones cerebrales, involucradas en la representación motora y el proceso emocional que la acompaña. La pérdida de un contraste adecuado para la retroalimentación propioceptiva, conduce a la percepción de que no “auto – generan” el movimiento, que escapa a su control. La aparente involuntariedad del trastorno (Voon et al., 2010) puede ser origen y explicación de la difícil comprensión y aceptación de esta población, prejuiciada y estigmatizada por la sociedad, incluyendo el personal que les atiende.

La activación del “síntoma”, ya sea clínicamente diagnosticado, o simulado mediante la hipnosis, se asocia con un aumento de la actividad de la corteza pre-frontal. Esto sugiere la intervención del sistema ejecutivo en el procesamiento cognitivo, tanto automático como voluntario, clave, tanto en el paciente con síntomas neurológicos funcionales como en la hipnosis.

 

Hipnosis como herramienta de cambio a través de la influencia interpersonal.

La mayoría de profesionales de la investigación y la formación sitúan el cambio en los modelos y sus técnicas asociadas. Sin embargo, los resultados de la investigación sugieren que los clientes – no los modelos – deberían organizar el proceso de tratamiento. En particular la evaluación formal y la utilización de las percepciones, experiencias e ideas sobre el cambio. Sabemos que el sistema terapéutico depende en gran medida de la retroalimentación del cliente.

Partimos de la idea que los pacientes con síntomas neurológicos funcionales manejan determinadas situaciones (traumáticas), de modo que su reflejo emocional se plasma en una reacción fisiológica que da lugar al síntoma o síntomas conversivos.

El interés de varios profesionales y programas de investigación se ha orienta a desvelar los mecanismo cognitivos y neuronales que producen la inhibición involuntaria de los movimientos voluntarios (Bell et al., 2011; Broome, 2004; Cojan et al., 2009a; Cojan et al., 2009b; Demertzi et al., 2011; Edwards et al., 2012a; Edwards et al., 2012b, Felleman & van Essen, 1991; Friston, 2010; Friston, 2012; Harvey et al., 2006; van Beilen et al., 2011). Otros se han orientado hacia enfoques de tratamiento con el acento en el problema (LaFrance, 2009; Moene et al., 2003; Schönfeldt-Lecuona, 2003; Sharpe et al., 2011).

Los prejuicios de la población afectada ante los profesionales de la salud aumentan cuando asocian la intervención a un modelo rígido que excluya su propia percepción del trastorno y que teorice sin haber conseguido solventarla. Esta perspectiva, necesaria e imprescindible, obtiene una respuesta sencilla, rápida y flexible que acomoda perfectamente con la visión naturalista de la hipnosis.

Camilo Loriedo, profesor de la Sapienza (Universidad de Roma) ha desarrollado y refinado una intervención hipnótica ultrabreve, basada en el modelo naturalista (ericksoniano) de la hipnosis. Este enfoque, dirigido al paciente, se informa de los resultados, permite trabajar de una manera que se adapta a la forma en que la mayoría de pacientes prefieren verse a sí mismos, y la forma en que acostumbran a trabajar (Miller, 2004). El enfoque se orienta a la resolución del síntoma. La intervención invita a los pacientes a convertirse en participantes del proceso de tratamiento.

Categorías

About the Author:

Deja un comentario


9 − 2 =